LOS ANTIBIÓTICOS, UNA GARANTÍA DE SALUD

LOS ANTIBIÓTICOS, UNA GARANTÍA DE SALUD

Desde tiempos inmemoriales, es conocido por todos el uso de los antibióticos para evitar la morbilidad y mortalidad que ocasionan los microorganismos tras su intromisión en el cuerpo humano.

Cabe destacar la figura del científico británico Alexander Fleming, que de forma inesperada descubrió la penicilina, fármaco que contribuyó a restablecer la salud frente a gran cantidad de enfermedades bacterianas y que, hoy en día, sigue teniendo representación frente a las temidas estreptococosis, meningitis bacterianas, neumonías y cuadros de bronquitis.

Pero en contraposición con lo presentado con anterioridad, en la actualidad nos encontramos con la ineficacia de estos aliados frente a las infecciones, ya que su uso desmedido y poco controlado nos provoca el desamparo frente a uno de los grandes problemas del siglo XXI, la resistencia de las bacterias frente a los antibióticos.

Con el objetivo de reducir el aumento exponencial de esta resistencia a los antibióticos surge el PRAN (Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos), un plan estratégico y de acción cuyo objetivo es reducir el riesgo de selección y diseminación de la resistencia a los antibióticos y, consecuentemente, reducir el impacto de este problema sobre la salud de las personas y los animales, preservando de manera sostenible la eficacia de los antibióticos existentes.

Según el PRAN, “las bacterias multirresistentes causan 33.000 muertes al año en Europa y generan un gasto sanitario adicional de 1.500 millones de euros anuales”.

Gracias a la divulgación científica y sus campañas de intervención en Salud Pública, se va apreciando una ligera mejoría en el uso racional de los antibióticos en nuestra sociedad.

 

Figura nº1: Informe anual PRAN junio 2019- junio 2020

 

¿Cómo podemos, de forma individual, evitar esta resistencia a los antibióticos?

 A continuación se indican unas pautas que contribuyen a evitar la resistencia a los antibióticos:

  1. Toma antibióticos cuando sean prescritos por un facultativo (médico especialista).
  2. Recuerda cumplir las recomendaciones del médico en cuanto a la dosis diaria y tiempo de tratamiento.
  3. No te automediques, los antibióticos sólo son eficaces frente a las bacterias y no tienen funcionalidad ninguna para la gripe o los resfriados.
  4. Si tienes mascotas y quieres mantener su salud, el veterinario es quién decide su tratamiento.

Este es el símbolo para favorecer el uso racional de los antibióticos, te invitamos a formar parte del cuidado de la salud del hoy y del mañana.

 

 

Si quieres ampliar esta información, puedes consultar la siguiente webgrafía, recomendándote de antemano la Jornada Complutense sobre Resistencia a Antibióticos.

 

Eloísa Mosquera Morelle

Docente de EFA Valdemilanos, ciclo de Farmacia y Parafarmacia